Ahorro en la factura de electricidad 

Ahorro en la factura de electricidad 

 

Puede haber muchas razones para querer ahorrar electricidad: el alto precio de la luz, el aumento del gasto en los meses de frío o calor en climatización o la reducción del consumo para reducir la contaminación.  

 

Sea cual sea el motivo para este ahorro, si tomas en cuenta estos consejos, podrás reducir en gran medida tu  factura de electricidad. 

 

 

Ajustar la potencia contratada 

 

Dentro de la factura tenemos una parte fija y una variable. La parte fija es el término de potencia. Este coste es el que pagamos por poder disponer de electricidad en nuestro inmueble. Lo que pagamos aquí depende de la potencia contratada, a ás potencia, más coste. 

 

Acertar con la potencia en un inmueble es algo muy complicado, por ello en muchos se contrata la potencia máxima, algo muy por encima de lo necesario, por ello, una revisión de ésto puede conllevar un gran ahorro en la factura de la luz. 

 

En España, el mínimo recomendable para un hogar medio es de 3,45 kW y la media de contratación se sitúa en 4,6 kW. 

 

Tarifas con discriminación horaria 

 

Desconocimiento y temor por igual es lo que caracteriza a este tipo de tarifas..En ellas existe una división horaria en el precio de la luz.   

 

Este tipo de tarifas se divide en dos horarios:  

 

  • Punta:  
  • Invierno: de 13 a 23h 
  • Verano: de 12 a 22h 
  • Valle:  
  • Invierno: de 23 a 13h 
  • Verano: de 22 a 12h 

 

 

Si adaptas el horario a esta tarifa puedes llegar a ahorrar hasta un 40%.Sin embargo, sin adaptar tu tarifa también puedes ahorrar, hay que pensar que las horas valle son más, y que aparatos como la nevera está 24h conectadas. 

 

  

Bono Social Eléctrico 

 

Esto es una ayuda para personas en riesgo de inclusión. Sin embargo, también las familias numerosas o los pensionistas. 

 

Puede suponer un ahorro de entre el 20 y el 40% de la factura. 

 

 

Sin servicios extras  

 

Este tipo de servicios se contrata, a veces, sin saberlo, y pueden llegar a suponer un alto coste, de 30 euros por factura.  Lo “peor” de este tipo de sistemas es que muchas cosas las tenemos incluidos en el seguro del hogar o de la caldera. 

 

Este tipo de servicios pueden ser: 

 

  • Mantenimiento de las instalaciones. 
  • Servicio de urgencia.  
  • Protección de electrodomésticos.  
  • Seguro de pagos.  
  • Certificados de eficiencia energética. 

 

 

Modifica de hábitos de consumo 

 

Está claro que estos modos son formas muy eficaces de ahorrar energía, pero también solemos gastar energía a lo tonto. Por ello, si modificamos estos hábitos, también ahorraremos. 

 

En ocasiones nos dejamos luces, calefacción o electrodomésticos encendidos sin usarlos. El stand by gasta hasta el 11% de la factura. 

 

Tener electrodomésticos eficientes energéticamente hablando puede hacernos ahorrar bastante. 

 

 

Cámbiate a una compañía con mejores precios 

 

La liberalización del mercado supuso la aparición de comercializadoras low cost, con grandes precios. Además, desde ese momento podemos elegir la comercializadora que queramos. 

 

Hay que saber que, desde esa liberalización, la distribuidora se quedó como siempre la misma para la misma zona y sólo puedes elegir la comercializadora. Esto supone que la calidad del servicio siempre será lo mismo, sólo variando los precios y condiciones de la tarifa. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *