Instalacion gas natural 

Instalacion gas natural 

 

En la actualidad se están haciendo muchos esfuerzos para que el gas natural llegue a todas las partes posibles del territorio nacional. Esto se debe a que el precio de la luz es cada vez más alto y se hace más caso a la sostenibilidad, acabando con el uso de combustibles más contaminantes como el butano o el propano.  

 

 

Conexión de la vivienda a la red de la distribuidora 

 

Como hemos dicho, aún no existe este tipo de suministro en toda España, por lo que primero debes saber si tu vivienda puede llegar a disponer de este combustible. Una vez sepas que puedes, deberás realizar la acometida. 

 

La acometida es la forma en que un suministro se conecta a la red de distribución y lo une a la instalación receptora de la vivienda.  

 

Se puede definir como un conjunto de tuberías y válvulas que posibilitan la conexión entre la red distribuidora principal con la instalación receptora de cada una de las viviendas o inmuebles. 

 

 

Tipos de instalaciones receptoras 

 

A nivel de vivienda, el suministro de gas llega a través de la Instalación Receptora Individual (IRI), dentro de la cual tenemos el medidor y la válvula de paso que se encuentra en cada aparato que funciona con gas natural. 

 

A nivel de edificio, debe haber también una Instalación Receptora Común (IRC). Con este tipo de instalación, varias viviendas pueden conectarse a la vez. En este caso, cada vivienda tendrá un medidor específico. 

 

 

Ventajas del gas natural 

 

Una de sus mayores ventajas es su capacidad para usarse en varios aspectos diferentes como el agua caliente, la cocina y la calefacción. Sin embargo, sus beneficios van mucho más allá de esto, veamos algunas de ellas: 

 

  • Económico: pese a que la instalación es costosa, el precio del gas natural es el más bajo, pudiendo llegar a un tercio del precio de la electricidad. 
  • Seguro: pese a lo que la gente piensa, el gas natural es muy seguro, incluso se le añade una sustancia para que huela, por si hay fugas. 
  • Limpio: no emite tantos elementos nocivos, el gas natural es considerado una energía respetuosa con el medio ambiente. 
  • Práctico: no es necesario almacenarlo, sino que hay un suministro ilimitado. 

 

 

Coste de la instalación de gas natural 

 

Depende de varios aspectos, entre los que destaca el tamaño de la vivienda. Obviamente no es lo mismo instalar un radiador que diez. 

 

Bien sabido es que este tipo de instalación no es barata, pero debido al bajo coste del gas natural, se rentabiliza rápido. 

 

Otro de los puntos que hacen que varíe el precio, es la empresa que te lo instale, por ello es mejor hacer una buena comparativa y no elegir la primera que veamos. 

 

Si dispones de instalación de propano, el cambio a gas natural no es tan caro como el de hacer una instalación nueva.  

 

 

Ayudas y subvenciones para la instalación 

 

Si tienes una instalación de gas propano o de otro tipo, existe el l Plan Renove de Salas de Calderas,con el que consigues ayuda para las reformas de instalaciones térmicas con generadores de calor de carbón, GLP, gasóleo o gas natural. 

 

Este tipo de subvenciones están destinadas a determinados casos: 

 

  • Comunidades de propietarios particular de dos o más viviendas. 
  • Edificios de viviendas pertenecientes a Comunidades de Bienes, con potencia térmica nominal mayor a 70 kW. 
  • Empresas con potencia térmica nominal mayor a 70 kW. 
  • Edificios pertenecientes al Sector Terciario, con potencia térmica nominal mayor a 70 kW. 
  • En cualquiera de los casos, deberás informarte sobre las condiciones y la existencia del plan dentro de tu comuna y, luego, solicitarla. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *