Times Square retrocede por la pandemia a los años ochentas

Visitas : 102

Times Square retrocede por la pandemia a los años ochentas y noventas con adictos, desamparados y delincuentes

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El histórico centro turístico de Nueva York, Times Square, que cada año atraía a millones de visitantes está retrocediendo a su época más oscura y anárquica de los años 80 y 90, cuando la zona era el principal antro de pornografía, prostitución, drogas, delincuencia y violencia.

La pandemia está haciendo que la plaza, escenario de grandes multitudes y donde se despide el año viejo, con sus afamados y lujosos teatros parisinos, cines, hoteles cinco estrellas, restaurantes y tiendas de lujo, artistas que actúan en sus calles céntricas y aledañas, edificios emblemáticos como el Paramount donde operan las oficinas del consulado general dominicano, esté volviendo hacia atrás.

Adictos a la heroína, el fentanilo, la marihuana y otras drogas, desamparados que pululan la ciudad y ladrones en busca de sus víctimas son parte de las escenas que se están reeditando en el retroceso del área, donde los indeseados huéspedes de la plaza, defecan, orinan, vomitan, duermen y recorren sus principales atractivos, sin respeto a los protocolos de COVID-19.

Residentes en las inmediaciones de Times Square están denunciando la situación, alegando que llaman innumerables veces al 911 y al 311, el segundo el número de emergencia de la ciudad, pero hasta ahora no han recibido respuestas ni acción de las autoridades.

Algunos dicen que es si como todos los policías de la ciudad estuvieran en huelga en un área turística tradicionalmente con un fuerte y permanente patrullaje las 24 horas.

Señalan que los adictos se inyectan las drogas a plena luz del día, a la vista de todos y muchos aparte de delirar, escenifican violentas peleas en las calles de Times Square.

Aunque el área se ha considerado un refugio para los méndigos, delincuentes, prostitutas y prófugos, convirtiéndose en las décadas de los ochentas y los noventas en uno de los lugares más anárquicos, sucios y despreciables del mundo, fue limpiado en la administración del alcalde Rudolph Guiliani, quien logró llevar allí grandes corporaciones con los atractivos turísticos que hoy tiene, incluyendo el cierre de los sitios de pornografía de venta y en vivo, las meretrices, los desamparados y los adictos a las drogas, que reubicó en apartadas zonas de El Bronx como Hunts Point y otras.

Después del cierre de las rutas de los trenes que pasan por Times Square en el pico de la pandemia a finales de mayo, esa situación facilitó aún más el aumento de la presencia de los que ahora, perturban la paz y dañan la imagen de Times Square.

La avenida Broadway que es una de las arterias más llamativas de la plaza, se ha convertido en un recoveco para que los adictos se inyecten las drogas, duerman en sus aceras, defequen, orinen y hagan otros desmanes ante las miradas de la gente, según describió el tabloide NY Post en un reportaje reciente.

Desde la calle 42 hasta la 34, a lo largo de Broadway, los adictos están dejando sus huellas tirando las jeringas y otras parafernalias en las calzadas.

“Se han apoderado de las mesas, usando descaradamente agujas y consumiendo heroína todo el día”, le dijo al NY Post un trabajador local que se identificó como James.

“No hay acción policial. No hay nadie que lo impida, hemos hecho múltiples llamadas al 311, pero nadie responde. Se está convirtiendo en un verdadero problema”, añadió el denunciante.

El tabloide publicó fotos de una mujer inyectándose heroína en un brazo, sin zapatos y sólo con medias.

La policía respondió que solo ha recibido una sola llamada reportando la presencia de adictos en Times Square.

Empero, un vocero del ayuntamiento dijo que la situación es totalmente inaceptable.

Prometió que la ciudad hará una limpieza y llevará a los “enfermos” de las drogas a centros de tratamientos.

Mientras el escenario actual en Times Square no augura cambios inmediatos, los teatros seguirán cerrados por la pandemia hasta enero, según ha confirmado la corporación que administra la plaza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *