Estados Unidos advirtió sobre un clima de amenazas terroristas

Visitas : 109

Estados Unidos advirtió sobre un clima de amenazas terroristas ante la cercanía del vigésimo aniversario del 11-S

El Gobierno estadounidense advirtió nuevamente este viernes acerca de la existencia de un “clima agudo de amenaza” terrorista, a poco menos de un mes del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La secretaría de Seguridad Interior modificó un boletín de alerta antiterrorista que, en enero, prevenía por primera vez sobre amenazas internas tras el asalto al Capitolio de partidarios de Donald Trump.

En el texto, el secretario de seguridad nacional Alejandro Mayorkas, advirtió que el aniversario del 11 de septiembre y las fiestas religiosas podrían “servir como catalizador de actos de violencia selectiva” por parte de terroristas locales, individuos y grupos involucrados en violencia, así como aquellos inspirados por terroristas foráneos y otras “influencias extranjeras malignas”.

Mayorkas indicó que esos actores usan cada vez más los foros en línea para difundir “narrativas extremistas violentas” y promover actividades de ese tipo.

El boletín, señala igualmente que “en vísperas del aniversario de los ataques del 11 de septiembre”, Al Qaida en la Península Arábica (Aqpa) publicó el primer ejemplar en inglés, en cuatro años, de su revista de propaganda “Inspira”.

Esto, a juicio del funcionario, “demuestra que las organizaciones terroristas extranjeras continúan sus esfuerzos para inspirar a los individuos radicados en Estados Unidos susceptibles a las influencias extremistas violentas”.

Según el secretario de seguridad nacional, los ataques extremistas con numerosas víctimas han tenido históricamente como objetivo lugares de culto, así como instalaciones comerciales abarrotadas o reuniones.

Por ello, alertó que la reapertura de instituciones, incluidas las escuelas, así como las fechas de importancia religiosa que tendrán lugar en los próximos meses podrían brindar oportunidades para hechos de violencia, pero aclaró que no se han identificado aún “amenazas creíbles o inminentes”.

Además, apuntó que la aparición de variantes de covid-19 y el posible restablecimiento de las restricciones de salud para evitar su propagación puede servir de “justificación” para aquellos interesados en llevar a cabo ataques.

Cerca de 3.000 personas murieron en los ataques orquestados por la organización terrorista Al Qaeda en el World Trade Center de Nueva York, en el Pentágono y cerca de Shanksville, en Pensilvania.

DESCLASIFICAR EL 11-S

Estados Unidos anunció esta semana que revisará sus archivos sobre los atentados del 11-S para determinar si puede desclasificar alguno más, ante la presión de los familiares de las víctimas.

El anuncio llega tres días después de que cientos de supervivientes y familiares de las víctimas de los atentados pidieran al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que no asista a los actos de conmemoración del vigésimo aniversario el mes que viene, a menos que se publiquen antes nuevos documentos sobre lo ocurrido.

“Mi Gobierno está comprometido a asegurar el máximo grado de transparencia posible bajo la ley”, dijo Biden en un comunicado.

El mandatario aseguró que el Departamento de Justicia estadounidense se comprometió a “llevar a cabo una revisión nueva de los documentos” que el Gobierno ha mantenido confidenciales hasta ahora, “y a hacerlo lo más rápido posible”.

Biden no aclaró si esa revisión concluirá antes de que se cumplan 20 años de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Varios congresistas y asociaciones de víctimas piden desde hace años más transparencia en cuanto a los documentos estadounidenses acerca de los ataques, que se han negado a desclasificar todos los presidentes del país hasta ahora.

Durante su campaña electoral, Biden prometió publicar toda la información que fuera posible, pero los familiares de las víctimas aseguran que ha ignorado hasta ahora sus solicitudes sobre el tema, y están seguros de que el Gobierno tiene documentos que involucrarían a responsables saudíes en actos de terrorismo.

En su comunicado, Biden reconoció que los familiares de los fallecidos aquel día “llevan 20 años persiguiendo justicia y una rendición de cuentas”, y que “da la bienvenida” a las reclamaciones de esos activistas.

Pero también reiteró que respetará las directrices marcadas durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017) que permiten restringir la publicación de documentos si el Gobierno considera que divulgan “secretos de Estado”.

Eso rebaja las expectativas de que haya una revelación espectacular, sobre todo antes de que se cumpla el vigésimo aniversario de los ataques en apenas un mes.

Brett Eagleson, que perdió a su padre Bruce en el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, aseguró la semana pasada que los familiares de las víctimas están “frustrados, cansados y entristecidos” por el hermetismo del Gobierno estadounidense.

En una entrevista con la cadena NBC News, Eagleson minimizó el posible efecto de una revisión como la que anunció este lunes Biden, al opinar que sus predecesores también anunciaron esas mismas investigaciones y las usaron como “tácticas de retraso”, pero acabaron “protegiendo al Gobierno saudí”.

Cerca de 3.000 personas murieron en los ataques orquestados por la organización terrorista Al Qaeda en el World Trade Center de Nueva York, en el Pentágono y cerca de Shanksville, en Pensilvania.

(Con información de EFE y AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *