Residentes de Mariúpol relatan las atrocidades cometidas por los nacionalistas del batallón Azov y los militares ucranianos

Han contado cómo los combatientes disparaban contra civiles y bloqueaban el acceso a los corredores humanitarios.

Los residentes de la ciudad de Mariúpol, que ha quedado reducida a escombros tras intensos combates, han hablado de las atrocidades cometidas por los combatientes del regimiento nacionalista Azov y cómo el Ejército ucraniano no permitía abrir el corredor humanitario.

Un refugiado de Mariúpol describió el atroz crimen del que fue testigo: cómo un francotirador del batallón Azov asesinó a una adolescente. 

“Ella iba en bicicleta y de repente cayó al suelo. Así acabó. Con un orificio en la cabeza”, relata el hombre, y añade que la causa de esto fue solo un entrenamiento del nacionalista.

“Quería ver si lograría dar en el blanco. ¿Qué demonios le hizo ella? ¡Tenía, quizá, unos catorce o trece años!”, exclama, señalando que esto ocurrió antes de que llegaran las fuerzas rusas y sus aliados de Donetsk.

Otra familia de la ciudad relató que los problemas con el corredor humanitario surgieron porque los militares ucranianos se negaron a abrirlo. 

“Ellos usaron a su propio pueblo como escudo humano, más tarde lo abandonaron, y luego lo empezaron a exterminar.

A aniquilarlo, precisamente”, cuenta un refugiado, sentado junto a su familia.

Según el hombre, los soldados ucranianos lo hicieron para después intentar acusar en los medios de comunicación globales a Rusia y la República Popular de Donetsk de todos estos crímenes.

Las palabras de estas personas que se vieron obligadas a dejar sus hogares, huyendo de las atrocidades perpetradas por las tropas del régimen de Kiev, se suman a los relatos de muchos otros sobrevivientes, que evidenciaron cómo los militares del Ejército y de la Guardia Nacional de Ucrania usaron la infraestructura civil de Mariúpol para retener a miles de personas en sótanos de edificios sin permitir su evacuación.

Además, los combatientes ucranianos se cubrían con civiles, destruían deliberadamente edificios residenciales y atacaban a los habitantes de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *