Un voluntario francés relata cómo periodistas occidentales crearon una noticia falsa sobre militares rusos

Adrien Boquet asegura que unos proyectiles de mortero lanzados por militares ucranianos cayeron por error en el territorio de un parque infantil, pero los informadores que iban con él atribuyeron el error a los rusos.

Adrien Bocquet, un ciudadano francés que recientemente volvió de su viaje a Ucrania, adonde fue como voluntario para ayudar como médico, relató en una entrevista para el programa Ligne Droite de Radio Courtoisie cómo fue testigo del momento en que periodistas occidentales presentaron un errático ataque ucraniano como si hubiera sido lanzado por militares rusos. 

“Eso ocurrió ya en los comienzos [del conflicto], cuando estábamos al norte de Kiev. Los distritos allí estaban bajo fuego. No recuerdo el lugar exacto, pero puedo encontrarlo.

Creo que sucedió más cerca de Chernóbil. Entre Chernóbil y Kiev, donde seguían las hostilidades y los bombardeos”, explicó Bocquet, que se encontraba en el lado de los militares ucranianos junto con varios periodistas occidentales.

“Los soldados ucranianos sacan morteros y disparan.

Excepto que, en lugar de dar en el punto correcto o en las posiciones [militares] rusas, no sé exactamente, los proyectiles caen a 100 metros de distancia, en el territorio de un pequeño parque”, relató. Según Bocquet, el fuego no causó víctimas. 

El voluntario indicó que él y los periodistas se quedaban a una distancia segura de los combates, esperaban unas horas y avanzaban solo tras el recibir el visto bueno de los efectivos.

“Pasamos cerca de los proyectiles caídos, veo que los periodistas lo están filmando todo.

Les escucho decir en inglés algo como: ‘Aquí hay marcas de los proyectiles rusos, aquí, bombardearon lugares donde caminan civiles, en el parque’”, recordó. 

Bocquet les preguntó por qué tergiversaron los hechos.

“Saben muy bien lo que ocurrió realmente. Estuvieron conmigo”, les señaló a los periodistas, que le respondieron: “No, no, todo está bien, habrá algo que mostrar”.

Al regresar a Francia, el entrevistado dijo haber dado con las fotos del lugar en cuestión en los medios locales.

“El mismo pequeño parque, las zonas de juego infantiles y también los proyectiles caídos. Pensé: ‘No puede ser.

Estos proyectiles no tienen nada que ver [con los rusos]. 

Fue un error de los militares ucranianos. Al fin y al cabo, también podría ocurrir’”, contó. 

Tras la presentación falsa de lo ocurrido como un ataque ruso, Bocquet comenzó a dudar sobre la veracidad de la información que consume en relación al actual conflicto.

“¿Qué pasa con los demás reportajes?, ¿cuáles son ciertos y cuáles no?”, se pregunta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *