Estudiantes y profesores en riesgo de perder la vida por mal estado de

Visitas : 3.596

Estudiantes y profesores en riesgo de perder la vida por mal estado de escuela en Santa Ana

VILLA TAPIA,RD.- Ms de 250 estudiantes, maestros y personal de apoyo corren el riesgo de morir aplastados si las autoridades del Ministerio de Educacin no intervienen la Escuela Primaria Aminta Valerio, ubicada en la comunidad Santa Ana, en el Municipio Villa Tapia, provincia Hermanas Mirabal.

La Asociacin de Padres y Amigos de la Escuela, Juntas de Vecinos, Asociacin de Santaneros Ausentes, Clubes de Jvenes y otras agrupaciones comunitarias expresaron su preocupacin por la situacin de precariedad en que se encuentra el centro educativo, a pocas semanas para que se inicie el ao escolar, programado para comenzar el 26 de septiembre de este ao.

Los grupos organizados de Santa Ana alegan que desde hace un buen tiempo el Ministerio de Educacin tiene conocimiento del grave y riesgoso estado de deterioro en que se encuentra la Escuela Primaria de la comunidad, pero no se han preocupado por la solucin del problema que pone en peligro la vida de alumnos, profesores y personal administrativo.

Los padres de los estudiantes advierten al Ministerio de Educacin que en Santa Ana no ser posible iniciar en septiembre el ao escolar presencial como tienen planificado las autoridades, sealando que no enviarn sus hijos a las aulas de una escuela que est a punto de derrumbarse.

El director del centro educativo, profesor Ambioris Cceres, expres que el plantel se construy hace ms de 40 aos; que ya no aguanta ms reparaciones y agreg que la solucin es demolerla y construir un nuevo edificio.

Las organizaciones comunitarias de Santa Ana expresaron a travs de sus representantes que esperan no tener la necesidad de iniciar actividades de protestas en todo el municipio Villa Tapia para que las autoridades del Ministerio de Educacin intervengan la Escuela Aminta Valerio y busquen una solucin al problema que amenaza con dejar ms de doscientos estudiantes sin el pan de la enseanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *