“Yo percibo una alianza entre Le

SANTO DOMINGO,RD.- Petición del precandidato del PLD a sus amigos: “Al que contribuya ahora no le pediré más en la campaña definitiva”. Y añade que una campaña cuesta… “lo que se logre recaudar”

Tiene más sentido del humor del que parece a primera vista. Sus colaboradores prefieren que le llamemos Francisco: Domínguez Brito es muy largo y apela a sus cargos anteriores. Ahora es aspirante a la candidatura presidencial por el PLD y los que han llegado se llaman Danilo, Luis, Hipólito, Leonel… sin apellidos.

Faltan apenas cinco meses para que el PLD elija su candidato para 2024. 

—¿Son un problema reputacional para el PLD las acusaciones contra familiares del presidente del partido? 

De ninguna manera. 

—¿Cuál es la situación? 

El PLD está experimentando dos procesos. Uno que tiene que ver con el fortalecimiento institucional. El presidente del partido Danilo Medina empezó un proceso de juramentación en provincias de cara a ese fortalecimiento. El segundo proceso es la preparación para las consultas internas de octubre. 

—¿Cómo enfrenta en su estrategia el tema de la corrupción? 

En el tema de la corrupción, cada quien tiene que asumir su responsabilidad; si alguien se ha equivocado, esperamos que respete el debido proceso. 

 —¿Cómo se maneja el tema en las bases? 

El PLD es un partido de gente honesta, la mayoría trabajadora. Si se pone a ver, son muy pocos los dirigentes, en sentido general, señalados en tribunales. E incluso de los que están siendo señalados, algunos de ellos merecen que revisen sus casos, como el Dr. Hidalgo. Pero lo más importante es que el PLD debe sentir que no debe bajar la cabeza y que si alguien se equivocó debe asumir su responsabilidad. 

—¿Contra quién compiten? ¿ Leonel o el PRM? 

En principio, yo percibo una alianza entre Leonel y Abinader. Es una alianza que se hizo para las elecciones pasadas y se ha construido poco a poco y se mantiene incluso eligiéndose de contrincantes. 

—¿Es una estrategia elegirse como contrincantes? 

Claro, es una alianza que hacen con nombramientos en jurisdicciones, alianzas en el Congreso Nacional de cara hasta al manejo presupuestario, el Consejo Nacional de la Magistratura… Hay una alianza pero el PLD está arraigado y tiene mucha fuerza. Es cierto que a raíz de los embates gubernamentales, algunos casos que sucedieron generaron retraimiento pero hoy nos sentimos con toda la fuerza con una meta: siempre ganar en primera vuelta como lo hacemos. 

—Se decía que el PLD era “una maquinaria electoral”. ¿Lo es todavía? 

Lo es. Un partido político que todos los días hace algo, téngalo por seguro que es una maquinaria impresionante que está arraigada en el corazón de la gente. Son 40 años de tradición que no pueden ser borrados de la noche a la mañana. 

—Perdieron en 2020, pero Gonzalo sacó un buen número…

Fue un 38 % lo que sacó el PLD, esa fuerza sigue ahí. Hubo una división que perjudicó al PLD y un desgaste natural. Hubo como consecuencia de ese desgaste percepciones de arrogancia. Pero muchas de esas cosas se corrigen y muchas que no son verdad, se evidencian. 

—¿Qué opina del gobierno del PRM?

Siento que están en una burbuja, que creen que las redes sociales y bots determinan la opinión de la gente. Ellos han perdido la sensibilidad de los pobres que hoy tienen dificultades para comer. De esos que tenían una esperanza de vida con aquellos medicamentos para enfermedades catastróficas, muchos pacientes con sida tuvieron problemas para tener los retrovirales. Hubo un aumento en los casos de lepra… Ellos no lo sienten porque es la gente más pobre. Uno percibe que es un gobierno que vive en la Lincoln y en la Churchill. 

—Tiene una percepción muy dura del Gobierno…

Uno siente que es un gobierno de ricos y no sienten lo que se está viviendo. Te puedo poner ejemplos: las estancias infantiles para las personas más pobres. O el tema del 911 que es realmente delicado y te lo digo por experiencia. Cuando surge el 911 nosotros nos reunimos 2 y 3 horas semanalmente con el ministro de la Presidencia durante dos años, solo revisando los tiempos. Cada cosa que sucedía se revisaba. Se revisaron las ambulancias, técnicos, situaciones, hospitales. La gente cree que es fácil pero es muy complejo porque las variables son enormes. Ahora se lo han dejado al general, que no puede solo sin esa estructura. El Gobierno tiene que concentrarse. 

—¿No ve nada bueno? 

Claro que sí. Pienso que hay mucha gente buena con buenas intenciones. Pienso que el presidente es un hombre trabajador. En muchas áreas se hace el esfuerzo y yo no sería mezquino con eso. Además tiene muchos funcionarios con mucha seriedad. La vicepresidenta es extraordinaria. No es sorpresa para mí porque la conocía. 

—¿Y la lucha del PRM contra la corrupción? 

Yo he visto muchos casos de corrupción o de presunciones y denuncias en este gobierno pero no han progresado. Por ejemplo con el Ministerio de Educación, los rumores son enormes y no he visto la investigación del Ministerio Público y eso da, si no suspicacia, al menos desconfianza. 

—El gobierno contestará que no protege a nadie. 

Ninguno. De los que te mencioné ninguno se mandó a investigar. Te puedo seguir enumerando porque lo he visto. Lo del Inabie es una locura y ni hablar de los casos de las declaraciones juradas de bienes. Pero si te digo que los casos de narcotráfico… 

—Hay más intercepciones de droga que nunca.

No, no. Los casos del narcotráfico ligados a la política y los casos de financiamiento de partidos de gobierno. 

—¿Usted tiene pruebas? 

Todas, simplemente están algunos detenidos y extraditados. 

—¿Se refiere al caso del diputado? 

Ese es uno, el caso del otro de La Vega es otro. 

—¿Le sorprende la crisis de la Policía? 

No. Yo he dicho mil veces que hay que empezar de cero con la Policía. Yo haría con una policía investigativa y gradualmente sigo con la uniformada. Pondría el polígrafo cada seis meses hasta a quien maneja el polígrafo. Un sistema de evaluación de desempeño, capacitaciones. 

““Siento que están en una burbuja, que creen que las redes sociales y bots determinan la opinión de la gente.” ““

—¿No hay manera de recuperar la que existe? 

No hay manera y sé lo que hay que hacer. Hicimos una especie de proyecto de 40 personas. Fue un proyecto lindísimo porque vino el FBI y nos lo preparó y capacitó. Haría algo similar con 3,000 personas. Haría una nueva Dicrim sin cambiar la ley para nada, simplemente con voluntad. Dije que en un año yo hago una nueva policía de investigación. Me dicen que no, pero se puede: AMET fue un ejemplo interesantísimo de orgullo y funcionó. Yo quiero una policía que se sienta orgullosa de serlo. 

—¿Maneja encuestas fiables? ¿Cómo va? 

Nuestras encuestas dicen que el PLD va muy parejo, y que hay una cantidad de indecisos muy grande. El PLD tiene ya un treinta y algo por ciento. Es muy difícil, todavía el presidente tiene el beneficio de la duda, pero aún son muchas promesas vacías. No pueden exhibir mucho ahora. Si se refiere al proceso interno, cuando encuestamos para votar, siento que ganaré la consulta. 

(Que conste en acta… que la información de quién va en segundo lugar en este torneo interno fue dicha off the record…)

—En el tiempo que queda ¿qué escenario prevé?

Preveo un fortalecimiento del PLD, una mayor polarización con el PRM el próximo año. A final de año la población tomará conciencia de que el PRM no sabe gobernar. Mira cómo perdieron tanto tiempo, el año de pandemia fue para sentarse a pensar una reforma del sistema educativo. 

—Se dice que el PLD no se recupera en cuatro años, que necesita ocho… 

No, soy político desde hace muchos años y uno lo ve. Es tal el miedo que le tienen que nosotros anunciamos los eventos provinciales y el presidente a los dos o tres días hizo lo mismo.

—¿Van a crearse un problema con la JCE? ¿Hacen proselitismo fuera de plazo? 

La Junta pasó un reglamento y nosotros lo cumplimos. Le agradecemos de la forma en que nos lo ha pasado y todo se adapta a lo que indican.

¿Reformar la Constitución?

“Me parece inoportuno y que tiene un trasfondo no muy sano: mayor control del Gobierno en la Justicia. Plantean el control del Tribunal Constitucional: que el procurador general sea por seis años pero electo por el Congreso ahora que tienen mayoría congresional, luego no se despolitiza. Yo diría que si queremos hacer una reforma real, hay que ampliar el Consejo Nacional de la Magistratura para que sea menos político, agregar al presidente del Constitucional, rectores universitarios, expresidentes de la Supre- ma Corte, mecanismos para que sean menos políticos. Yo creo en una segunda ola de reforma judicial, me atrevería a una discusión más grande para corregir errores. Nosotros logramos mucho y resalto los logros del magistrado Subero que fue un hombre extraordinario, líder de RD y América Latina.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *