El hombre que se emborrach lo suficiente como para perder los datos personales de toda una ciudad

Visitas : 103

Todos hemos estado all: sales a beber por la noche en la ciudad, tomas unas copas, solo para despertarte algo… perdido; tal vez sea tu cartera, tus llaves o tu telfono. O tal vez, si es el caso de un contratista annimo que trabaja en Japn, es una unidad flash que contiene la informacin personal de alrededor de medio milln de residentes.

Segn el medio nacional NHK, queinformpor primera vez del incidente a fines de la semana pasada, el tipo no identificado era un contratista que trabajaba con la ciudad de Amagasaki, especficamente encargado de distribuir subsidios a los residentes ms afectados por la pandemia de coronavirus. Los detalles sobre esos residentes especficos, y el resto de los 465,177 contribuyentes de Amagasaki, se guardaron en una sola memoria USB, que de alguna manera encontr el camino hacia una bolsa que se llev consigo para una juerga del mircoles.

Varias horas de borrachera ms tarde, se despert en la calle cerca del bar. La bolsa y la unidad flash no se ven por ninguna parte. Si bien no sabemos qu tan buena fue la noche del tipo (o qu mala fue su resaca), s sabemos qu haba en ese viaje, cortesa de uninforme de incidenteque present ante el municipio. Y resulta que ese humilde disco contena… bastantes datos! Por lo menos, haba perdido:

  • Informacin bsica de los 460.517 ciudadanos de Amagasaki, incluidos sus nombres, cumpleaos, direcciones, sexos y fecha de convertirse en residente.
  • Informacin fiscal de unos 360.573 residentes, junto con informacin sobre qu decenas de miles de hogares recibieron ciertas exenciones fiscales.
  • Informacin de cuenta de alrededor de 86.000 hogares que reciben beneficios de asistencia social, manutencin de nios o ambos.

Si bien el informe seala que los archivos en ese USB estaban encriptados y protegidos con contrasea, la gente todava estaba (con razn) un poco molesta. A los dos das de la publicacin del informe del incidente, los informes localessealaronque las lneas telefnicas de la ciudad se inundaron con ms de 30.000 llamadas y quejas de ciudadanos preocupados de que estos datos pudieran usarse para el robo de identidad o el fraude. Rpidamente se publicun avisopara alertar a las personas sobre posibles estafadores que se hacen pasar por funcionarios locales y extorsionan a las personas con dinero en efectivo para recuperar sus datos.

La buena noticia aqu es que la polica local encontr la bolsa poco despus, y no hubo pruebas de que alguien intentara acceder a ese USB o cambiar la contrasea, dijeron las autoridades. La empresa contratista se disculp pblicamente en laprensa local de Amagasakiy el alcalde de la ciudadhizo lo mismo.

Aunque todo en ese disco parece kosher, la ciudad dice que todava est tratando de evaluar si se ha filtrado alguno de esos datos. Con suerte, la noche del contratista en la ciudad vali la pena este dolor de cabeza continuo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *